Los que debemos organizarnos


                                                                                       Por Aldo Cortez
                                                                                            @_AAlexei_

El Salvador comienza un nuevo año con  muchos de sus problemas más viejos, niños quemados por el mal manejo de pólvora, empleados de empresas privadas que si bien no fueron a trabajar el lunes tampoco recibieron su pago, pero el más preocupante de todo es encontrarnos con que los motorista del  transporte colectivo asociados legal o de facto en AMOS, han decido irse a paro porque  la ley se cumple. 

El berrinche de los empresarios del transporte colectivo otra vez es porque el Estado  -con mucha razón- no quiere seguir subsidiando  más muertes de salvadoreños  en accidente de tránsito  y más salvadoreños atropellados originados por los motoristas “asociadados”.

El problema con el transporte colectivo es demasiado complejo, más en estos momentos que estamos a las puertas de una campaña electoral, esto también podría ser un jugada de la derecha, tal como se enfrentó el presidente Salvador Allende antes del golpe de militar, así parece.

 Sé que un gran empresario de buses tiene un hijo pandillero,  sé que muchos pandilleros también son motoristas, sé que los pandilleros viajan en buses sin pagar pasaje. 

Los requisitos para poder obtener un licencia de conducir son bastantes básico, saber -no importa que no puedan- leer y escribir, conocer -aunque no respetar- las leyes de tránsito, tener buena visión (de la vista) -aunque no buen juicio- y pagar el importe por obtenerla y renovarla. Básicos los requisitos. Para todos los demás empleos se necesita como mínimo ser bachiller, pero para poder ser empleado como motorista del transporte colectivo y público, simplemente se necesita tener la licencia de conducir, se necesita ser básico. No importa que se sea pandillero, no importa que sea neurótico, no  importa que no se tenga buena salud mental, al fin y al cabo nadie tiene buena salud mental.

Los motoristas del transporte colectivo y público se asocian para que no les impongan esquelas, ya sea porque cobran más -que es la orden del empresario ambicioso- o porque no quieren pagar las esquelas anteriores que la policía les ha impuesto por violar las leyes de tránsito, sea cual sea la motivación de su asociación, me sorprende el nivel de descaro.

Es tiempo de actuar.

Los y las que viajamos en el transporte colectivo y público somos quienes deberíamos asociarnos y exigir a los empresarios de buses y a los motorista un cambio no sólo de actitud, porque de qué sirve el cambio de actitud si andan manejando buses más viejos y destartalados, deben también cambiar los buses y microbuses, sólo así pueden tener la legitimidad, con el cambio de actitud y el cambio de buses, de exigir al Estado que no les recorten el subsidio. 

Pero somos nosotros, salvadoreños  y salvadoreñas, que viajamos en esos buses los que debemos que actuar, asociarnos, hacer paro en el uso de esos buses viejos, en rechazar esa actitud prepotente de algunos motoristas, es tiempo de que nosotros nos tomemos las calles para exigir respeto hacia nosotros mismos, es hora de hacer propuestas para el cambio del sistema de transporte colectivo y publico, si lo queremos nacionalizado, municipal, intermunicipal, nosotros los usuarios debemos proponer que se establezcan nuevos requisitos para poder ser motorista, por ejemplo ser bachiller,  un estudio psicológico, llevar una padrón de todos y cada uno de los motorista, que éstos paguen una fianza para poder laborar, así como el ciudadano va a pagar el seguro de $35 a la hora de renovar su tarjeta de circulación, que los empresario de buses compartan semanalmente una  bitácora donde se establezcan la ruta a recorrer, las  amonestaciones pero sobre todo que permita conocer el número de placa del autobús que maneja el señor motorista asociado.

Es tiempo de actuar, de organizarnos y luchar por nuestro El Salvador.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es un gusto contar con tu opinión, por favor hazlo de manera respetuosa. De lo contrario nos reservamos el derecho de publicarlo.