Segundo Pronunciamiento Caso Flores-Taiwán


Las Juventudes Socialdemócratas de El Salvador damos seguimiento al caso Flores-Taiwán y nos pronunciamos nuevamente sobre éste:

1. Exigimos que el peso de la ley aplaste totalmente cualquier acto de corrupción vinculado al ex presidente de El Salvador: Francisco Guillermo Flores Pérez.

2. Reprochamos terminantemente el favorecimiento inmerecido de arresto domiciliario otorgado a Francisco Flores, por el Juez Primero de Instrucción de San Salvador, Levis Italmir Orellana. Es inconcebible que después de cuatros meses sin conocer su paradero, con difusión roja activa de la INTERPOL en 190 países, el ex presidente aparezca sorpresivamente y como premio  por evadir la justica lo envíen a su casa y no a la cárcel.

3. Exhortamos al Fiscal General de la República, Luis Martínez, que no sea timorato en la lucha contra la corrupción y que realice una investigación seria y exhaustiva de los posibles delitos cometidos por el ex presidente, y que ésta se extienda a cualquier otra persona que de forma directa o indirecta haya participado en dichos actos de corrupción.

4. Estamos conscientes que el sistema de justicia penal de este país en muchas ocasiones parece ser una mala broma. A pesar de esto, hacemos un llamado principalmente a los jóvenes, organizaciones de la sociedad civil, tanques de pensamiento, partidos políticos, iglesias y demás actores sociales a exigir justicia de verdad, para que el caso Flores-Taiwán -y cualquier otro caso de gobernantes corruptos- sea condenado conforme a las leyes y sirva de ejemplo para todos los funcionarios tentados a cometer actos ilícitos.

5. Finalmente, queremos hacer hincapié, como lo hemos sostenido antes, que la batalla contra la corrupción no es problema de izquierdas ni de derechas, por tanto, es totalmente inaceptable que se preste al juego de la campaña electoral.

Juventudes Socialdemócratas de El Salvador.
12/09/14

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es un gusto contar con tu opinión, por favor hazlo de manera respetuosa. De lo contrario nos reservamos el derecho de publicarlo.