Ante la elección del o la Fiscal General de la República


Las Juventudes Socialdemócratas exponemos a la población:

Que la elección del titular de la Fiscalía General de la República, es de vital importancia, no sólo porque es una de las tres instituciones que conforman el Ministerio Público, sino porque, según la Constitución y la Ley Orgánica, tiene como competencia la defensa de los intereses del Estado y la sociedad, así como, la investigación de los hechos punibles, promoción y ejercicio exclusivo de la acción penal pública, ejercer las acciones que sean procedentes para hacer efectivas las responsabilidades civil, penal o administrativa, en las que incurrieren los funcionarios y empleados públicos o municipales, entre otras.

Que la elección del o la Fiscal General, es una potestad constitucional, que compete de manera exclusiva a la Asamblea Legislativa, y ésta requiere, mayoría calificada para tomar tal decisión, es decir, el voto de 56 legisladoras y legisladores; además, de señalar un plazo para elegir, el cual se venció éste 3 de diciembre de 2015.

Que la corrupción, impunidad e injusticia, son tres males que históricamente han golpeado y siguen golpeando a la población salvadoreña. Los efectos que generan en las víctimas y familiares, son demasiado devastadores, por lo que no combatirlos y convertirse en cómplice, es un crimen perverso -de lesa humanidad-.

Que el combate a la corrupción, impunidad e injustica debe ser una afrenta permanente de la Asamblea Legislativa, partidos políticos y de las instituciones que tienen a cargo tales competencias; razón por la cual, debe ser una apuesta priorizada en la agenda de la Asamblea Legislativa a la hora de elegir Fiscal General.

Que es imperativo fortalecer la institucionalidad del país, si combatir la corrupción e impunidad se busca, y eso inicia, por elegir un nuevo Fiscal General de la República, que no sólo goce de legalidad, independencia, imparcialidad, transparencia, ética, probidad, moralidad, instrucción notoria, capacidad y competencia; sino además, goce de legitimidad, y eso pasa por tener la aprobación, aceptación, respaldo, credibilidad y confianza de la población.

Que Luis Martínez, no debe ser reelecto como Fiscal General de la República, hacerlo, no sólo sería un grave error, sino una afectación directa en contra de la población salvadoreña; él, ha faltado reiteradamente a sus obligaciones como representante legal del país, ya que los intereses corporativos que representa, lejos están de ser los intereses estatales y de la población – es algo, que suficientemente ha quedado comprobado en su actuar-.

Por lo antes expuesto, exhortamos:
A Asamblea Legislativa: A Cumplir y no dilatar su función constitucional de elegir al titular de la Fiscalía General de la República en tiempo y forma, según manda la Constitución y la legislación.

A transparentar el proceso – debate, discusión y negación- de elección del Fiscal General, dejando de lado negociaciones oscuras, prebendas, condicionamientos, intercambios a puerta cerrada y cuotas partidarias a la hora de realizar tal elección.

A tomar con seriedad, responsabilidad, rigurosidad y mantener independencia a la hora de elegir Fiscal, y no dejarse influir, manipular, condicionar ni obedecer la línea de la cúpula partidaria, recuerden que constitucionalmente no se deben a ningún mandato imperativo.

A combatir la corrupción, impunidad e injusticia, y apostarle al fortalecimiento institucional, eligiendo a un nuevo Fiscal, que no sólo cumpla con los requerimientos legales, sino que sea independiente, imparcial, profesional, capaz, idóneo, ético, transparente, probo, con fuerte vocación y compromiso con el combate a la corrupción e impunidad, lucha incansable por la justicia y sobre todo que goce de legitimidad.

A la NO REELECCIÓN de Luis Martínez, como Fiscal General de la República, de hacerlo, se estaría enviando un mensaje negativo de impunidad a la población salvadoreña y la comunidad internacional.
Demuestren que no sólo es discurso, sino que están en contra  de la corrupción e impunidad.

A los partidos políticos, a no condicionar la decisión de los grupos parlamentarios para elegir al titular de la Fiscalía General de la República, ya que es una competencia exclusiva de la Asamblea Legislativa –diputadas y diputados-.

A la población salvadoreña, a no mostrar desinterés e indiferencia ante una importante decisión y estar vigilante, dado que, no es una simple elección; además, de exigirle a la Asamblea Legislativa la no reelección de Luis Martínez, como fiscal.

Juventudes Socialdemócratas de El Salvador

San Salvador, diciembre 03, 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es un gusto contar con tu opinión, por favor hazlo de manera respetuosa. De lo contrario nos reservamos el derecho de publicarlo.