La situación de la violencia en El Salvador ha llegado a su máximo apogeo

La fecha del 20 de junio del 2010 ,es una fecha imborrable para las mentes y los corazones de el pueblo salvadoreño que ha sufrido con el transcurso de los años asesinatos ,vejaciones y , violaciones a sus derechos humanos como lo es el derecho propio a la vida.


Mientras algunos partidos políticos siguen preocupándose por cómo seguir manejando el poder con campañas electoreras anticipadas y teniendo disputas por cuestiones sin razón , el pueblo sigue comiéndose al pueblo y la violencia sigue incrementándose sin encontrar una solución efectiva que pare tanto luto en El Salvador.


Pero que es lo que quiere esta nación? Se requieren cambios reales para dejar atrás esa manera de tratar suavemente a los criminales y dejar impunes a tantas personas sin aplicarles castigos con el verdadero rigor.


El silencio emitido por los defensores de los derechos humanos a lo largo de los tiempo hace ver estas actitudes como protectoras de los asesinos e inactivas ante el sufrimiento de los inocentes, defendiendo a personas que se dan el lujo de cometer cualquier tipo de delito y a la hora que sea, no es está señalando totalmente a estos representantes , sino que se insta a que actúen en defensa de los derechos de las personas que salen a trabajar cada día, haciendo honor al nombre que ostentan.


La policía nacional está intentando llevar a cabo sus acciones, pero se requiere más operatividad más vigilancia, es cierto que no es un deber que dependa solamente de ellos y que es complicado mantener tantos agentes distribuidos alrededor de el país , sin embargo se deben realizar esfuerzos por proteger a la población y que esta vea su verdadero trabajo materializado en seguridad y tranquilidad.


Con respecto a la pena de muerte, esta es una medida un tanto desesperada que están tomando algunos partidos para verse como los salvadores, pero muerte genera más muerte y al matar a las personas con apariencia de mareros, se está continuando con los antiguos planes de seguridad propuestos por la antigua administración, sin conocer a ciencia ciertas quienes son los verdaderos culpables.


Lo mencionado en el comunicado del presidente Funes de que fue un plan para desestabilizar el gobierno y que la población no debe dejarse manejar por los medios tiene su razón , pero ante los ojos de muchos espectadores , se debe buscar un cambio notable como lo sería el desarme de la población civil y la colaboración de todas las personas para erradicar estos problemas y unirse a los esfuerzos del gobierno apoyándolo para combatir esta situación en vez de buscar reelegirse para el próximo período electoral.


Medidas pertinentes que se pueden tomar:

Mandar a un agente policial a tomar vigilancia de las unidades de transporte así como también a las pasarelas o lugares solitarios propensos para realizar crímenes.


Realizar una campaña masiva de desarme y revisión de armas a todas las personas en los establecimientos incluyendo las unidades de transporte y conseguir instrumentos para detectar las armas, aunque esto constituya un nuevo gasto debe considerarse como una inversión y dejar de despilfarrar el presupuesto en cosas improductivas.


Realizar esfuerzos y cooperación entre el gobierno y los partidos políticos para unirse y buscar soluciones ambos para estos problemas en vez de estarse pasando la bola.


En conclusión se debe empezar a tomar cartas y realizar acciones funcionalistas en el que todos seamos interdependientes y luchemos para combatir la delincuencia en este tan desangrado país.


Aricela García

Miembro de las Juventudes Socialdemocratas de El Salvador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es un gusto contar con tu opinión, por favor hazlo de manera respetuosa. De lo contrario nos reservamos el derecho de publicarlo.