Una sociedad política que dice ser apolítica

En nuestra sociedad, observo en nuestros políticos tantos errores que me deja decidido en participar y pertenecer a la política activa salvadoreña, con el fin de hacer un cambio en pro de la ciudadanía salvadoreña, y me pone a pensar ¿qué joven no querrá participar en la política salvadoreña con el fin hacerla cumplir correctamente?

Aristóteles mencionaba que el ser humano era un “zôon politikón” (animal político) por naturaleza, pero en nuestra sociedad salvadoreña vemos a miles de jóvenes sin conocimiento y sin interés del acontecer político, denominándose entre sí como “apolíticos”. La mayoría de políticos de la Asamblea Legislativa Salvadoreña se han empeñado grandemente por hacer las cosas mal. Estos seres denominados como “grandes políticos del país” demuestran a plena luz ser mediocres e inútiles para hacer las cosas correctas, esto nos debería motivar a participar activamente como críticos y actores en la política salvadoreña y esperaría que así fuera en todos los jóvenes, pero al parecer es todo lo contrario, ahora los jóvenes dicen ser apolíticos, negando su naturaleza política. ¿Pero qué los motivaría a tomar esta tan grave decisión?

Para empezar nuestros políticos buscan su propio interés a diestra y siniestra, sin importar que pasen por encima de la sociedad salvadoreña, de nuestra constitución o de quien sea, un ejemplo es que nuestros “preciados” políticos salientes querían que nosotros, la sociedad civil, les pagáramos seguridad privada, mientras nosotros los jóvenes seguimos con miedo de que nos asalten en autobuses, pasarelas, redondeles u otros al ir a nuestros hogares, universidades o colegios. Estos señores que tendrían que representarnos en la Asamblea Legislativa al parecer no se atreven a dar una solución para todos, sino solamente para su esfera de vidrio ¡Vaya solución para todos nosotros!

Como otro punto y uno de los mas descarados, es saber que nuestros políticos salientes de la Asamblea Legislativa les pasó por la cabeza aumentarse $800 mensuales, con el pensamiento de que ganaban muy poco ¿será correcto decir esto cuando en El Salvador tenemos familias que ganan menos de un dólar diario y que se esfuerzan honradamente y mucho más que estos seres irracionales? Pero la pregunta del millón es ¿cómo iban a invertir estos políticos en nuestro país esos $800? Me imagino que para nada bueno ¿O tendrían pensado donarlo a instituciones no gubernamentales que ayudan a los más necesitados? Si es por esta humanitaria razón me disculpo, aunque lo dudo.

Estas son pocas razones por lo que los jóvenes, por naturaleza políticos, han decidido no participar en la política, algo contradictorio para nuestro ser. Los pocos jóvenes interesados en la política debemos crear un cambio, no esperar a que lo hagan por nosotros, tomar iniciativas propias, impulsarlas por nosotros y aprovechar los medios que están a nuestro alcance, jóvenes que buscamos la libertad, justicia, democracia y paz, jóvenes con un mismo fin: El Salvador. En una sociedad política que dice ser apolítica debemos de denominarnos siempre no como futuros políticos sino como críticos y actores de nuestra política nacional, como los políticos del presente. Debemos hacer las cosas bien para motivar a los jóvenes que desean hacer política, debemos ser una sociedad política que dice ser con orgullo POLÍTICA.

Gabriel Gasteazoro
Estudiante de Derecho de la UCA
@GaboGF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es un gusto contar con tu opinión, por favor hazlo de manera respetuosa. De lo contrario nos reservamos el derecho de publicarlo.