EVALUACIÓN DEL TERCER AÑO DE GESTIÓN DEL PRESIDENTE FUNES

¿Unir, Crecer, Incluir?

Como muchos salvadoreños, las juventudes socialdemócratas apoyamos y vimos con entusiasmo el surgimiento de la candidatura de Mauricio Funes, así como sus inicios en el Gobierno. Siempre pensamos que su talante era el necesario para generar una opción de gobierno de cambio estable, que asegurara la alternancia al gobierno de ARENA pero sin el radicalismo de la cúpula dirigente del FMLN.


Sin embargo, luego de tres años de transcurrido el gobierno de Mauricio Funes y el FMLN, las condiciones sociales y económicas de buena parte de la población han retrocedido, manifestándose cada vez más como un gobierno errático, prepotente, distante, excluyente e impopular.


Es por esa razón que a continuación enumeramos algunas de las acciones por las que el Presidente Funes ha iniciado un descenso irrefrenable de popularidad y ha dejado del lado los anhelos de unión, crecimiento e inclusión con los que inició:


1. Aumento de impuestos para financiar al sector de transporte público, haciendo recaer el gravamen en los profesionales, micro pequeño y mediano empresarios, para mantener los privilegios de un gremio cuyo servicio de pésima calidad y su actitud es de maltrato y desprecio constante hacia los usuarios.


2. Veto a la ley de tarjetas de crédito que defendía los intereses de los trabajadores que por sus pobres salarios, se ven urgidos de este tipo de deuda para poder sobrellevar su diario vivir.


3. Bloqueo al nombramiento de los oficiales del Instituto de Acceso a la Información Pública, siendo un grave sin sentido contar con una Ley de Acceso a la Información Pública pero a la vez con la oposición del Presidente parar elegir al Organismo que garantizará su cumplimiento.


4. Militarización de la Seguridad Pública en franco irrespeto y desconocimiento a los Acuerdos de Paz, y su intención de separar al Ejército de la función política. 


5. Retroceso en los índices de competitividad y el clima de negocios, fruto de un errático y visceral enfrentamiento con el mismo partido de Gobierno, representantes de la gran empresa privada  y tanques de pensamiento que mostraron ser críticos.


6. Actitudes de prepotencia hacia funcionarios y actores políticos, contra quienes ha utilizado o ha pretendido usar su poder político para acallar sus voces o frenar su participación política. Como ejemplo, los casos de Fabio Castillo, Sigifredo Ochoa Pérez y decreto 743 contre magistrados de la Sala de lo Constitucional.


Por esa razón, las JSD creemos que la sociedad civil organizada debe pronunciarse y exigir al Presidente Funes una actitud más sensata, cercana y democrática; y para que retome en serio la agenda de cambios ¡Todavía es tiempo de corregir, Señor Presidente!


Juventudes Socialdemócratas de El Salvador

30 de mayo de 2012. San Salvador, El Salvador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es un gusto contar con tu opinión, por favor hazlo de manera respetuosa. De lo contrario nos reservamos el derecho de publicarlo.